Nº de visitas

Aplicamos un estilo sencillo y natural para captar la personalidad de los niños, porque nos gusta trabajar con ellos. Evitamos al máximo los artificios para conseguir un resultado que nos muestre lo que son: niños y no otra cosa.

Captar una sonrisa, un gesto, una mueca es lo que nos interesa. Simplemente eso es suficiente para que una imagen nos llene y nos conmueva. Los niños son eso, personas que con muy poco se muestran como son. ¿para qué buscar otra cosa?

Ofrecemos resultados de gran calidad en álbum digital, dípticos-recordatorio, y acabados especiales (lienzo, foam, pizarra, etc.)

Desde aquí damos las gracias a muestr@s jóvenes amig@s y a sus padres por heber tenido la gentileza de permitirnos mostrar algunas de sus fotografías. A tod@s os recordamos con cariño por vuestra simpatía y por lo bien que lo hicisteis. Un buen trabajo fotográfico es mérito tanto de quién está detrás de la cámara como de quien se pone delante.